Cómo el cuerpo y la ecología se unen.

Definimos términos:

Reyes, L 2007:21  “  Evolución de la definición de Ecología

En la actualidad, el concepto inicial de Ecología se extiende más allá de los seres vivos. Ecología representa la relación, la interacción y el «diálogo» que todos los seres (vivos o no) guardan entre sí y con todo lo que existe. La naturaleza (el conjunto de todos los seres), desde las partículas elementales y las energías primordiales hasta las formas más complejas de vida, es dinámica, constituye un intrincado tejido de conexiones en todas las direcciones. Es más, la Ecología no se limita tan solo a la naturaleza (Ecología natural), sino que también abarca la cultura y la sociedad (Ecología humana, social, etc.). De allí surgen subdeterminaciones de la Ecología, como Ecología de las ciudades, de la salud, de la mente, etc. De momento interesa comprender que, la Ecología enfatiza el enlace existente entre todos los seres naturales y culturales, es decir, subraya la red de interdependencias vigentes de todo con todo, que constituye la totalidad ecológica. No se trata de una estandarización u homogeneización inmutable, tampoco es la suma de muchas partes o detalles; sino que forma una unidad dinámica hecha de riquísima diversidad. De esta forma, la tesis básica de una visión ecológica de la naturaleza dice: todo se relaciona con todo y en todos los puntos. La babosa del camino tiene que ver con la galaxia más distante, la flor con la gran explosión ocurrida hace billones de años; la descarga de dióxido de carbono de un antiguo colectivo con nuestra Vía Láctea; mi conciencia con las partículas elementales subatómicas.” 

Luvia Milián Reyes

https://guao.org/sites/default/files/biblioteca/Historia%20de%20la%20ecolog%C3%ADa.pdf

Mi cronopio caminando por la playa
Mi cronopio caminando por la playa

Torres, E 2006: 105 «( … )El cuerpo nos da una presencia en el mundo(…)El cuerpo viene con la habilidad y capacidad de recibir y leer el mundo.”

Díaz, D ; Torres, E y otros autores (2006) Trabajando con los más jóvenes del planeta. Caracas: Larense.

Ahora retomando  el hilo del Tema de la “ Ecología Prenatal”

Nuestro útero puede guardar memorias y muchas veces esas memorias que guarda son de dolor, de  miedo.

Y si queremos hablar de la “ecología prenatal” de nuestro cuerpo, es preciso hablar del útero y tomemos consciencia de la importancia de sanar y limpiar esas memorias que quedan en ese lugar sagrado que muchas no tomamos en cuenta.  Nuestra Matriz es centro de creación, podemos crear proyectos, sueños, sembrar semillas y también podemos gestar bebés.

Se ha descubierto que comenzamos a almacenar información desde que estamos en el Vientre Materno.  Pero qué pasa si nuestro útero, nuestra casa, nuestro espacio que va a servir como casita a ese bebé que se está gestando, y si no estas embarazada, a ese proyecto que estás gestando. ( Si, por que los proyectos también se gestan, su semilla está nuestro útero) no está limpio, no está contenido, no ha sido preparado para gestar vida o proyectos. Entonces vemos que desde el inicio comienza la vida desde un ambiente no deseado, y si bien la naturaleza es sabia y nuestro cuerpo hace las primeras semanas ese trabajo de desintoxicación automáticamente ya esa primera impresión, esas memorias celulares quedan almacenadas en nosotros. 

Supongamos que en un caso hipotético que  cuando ocurre el proceso de fecundación  la primera sensación de esas primeras células,  es de miedo esa carga emocional que se tenga en el momento también es transmitida. El resultado será tal vez un bebé saludable pero lleno de miedos, y desde el vientre materno comenzarán a sumarse secuelas.

Con esto no quiero generar paranoia, todos hemos sido gestados en diferentes ambientes,  la madre naturaleza y  el cuerpo es sabio y nacemos con ciertas condiciones y nos vamos ambientando y adaptando al medio que nos rodea.

Pero, sería bueno detenernos con un poquito de conciencia y pensar que muchos médicos, investigadores y científicos que se dedican al área prenatal están encontrando que la mayoría de nuestras enfermedades se producen en el vientre materno, y esa “ecología prenatal” que se va construyendo  no solo almacena las memorias celulares, sino que también desarrollamos ciertos patrones que luego cuando nacemos, en la medida de nuestros acontecimientos unas se activan y otras no.

Pero esto no solo sucede cuando gestamos, cuando gestamos proyectos nuestra ecología del cuerpo también influye en algunas creencias que intervienen continuamente en nuestra manera de actuar y de hacer las cosas.

Crear una “ecología prenatal” con nosotros mismos, con nuestro cuerpo, con nuestros actos y pensamientos, ir retornando a la intimidad, volver a creer y a confiar en nosotros, ir volviendo a nuestra esencia y origen conbinandolo con las comodidades de esta era.

Porque como dice Odent Únicamente la Utopía puede salvar a la Humanidad” .

Bibliografía

  • Díaz, D ; Torres, E y otros autores (2006) Trabajando con los más jóvenes del planeta. Caracas: Larense.
  • Reyes, L (2007) Historia de La Ecología, Tesis de Postgrado,Universidad de San Carlos de Guatemala. Guatemala. Disponible en: https://guao.org/sites/default/files/biblioteca/Historia%20de%20la%20ecolog%C3%ADa.pdf

Ariadna Széplaki

Venezolana-Húngara, Mujer, Exploradora del Mundo, siempre en continuo crecimiento. Ahora aprendiendo sobre el mundo 2.0. Redescubriendo nuevos sabores, nuevos caminos. Siempre en busca de lo natural y ecológico.

Deja un comentario

Close Menu